fotografía de boda, llorar en la boda

Contener la lágrima en las bodas.

Familias reales y auténticas.

Tengo que confesar que cuando hago un Reportaje de Boda hay momentos en los que me contagio de las emociones y me cuesta trabajo contener la lágrima. Se humedecen los ojos y es entonces cuando agradezco que mi máquina tenga un buen sistema autofoco.

Cuando voy a las casas donde se preparan los novios sé que voy a encontrarme con familias que bien podrían ser la mía: madres y padres, hijos e hijas, hermanos y hermanas, abuelos y abuelas.. Y es normal que sobrevuelen en el ambiente un montón de emociones y sentimientos.

Hay muchas tipos y formas de familia, con más o menos componentes pero siempre voy a encontrarme con familias reales y auténticas.

fotografía de boda, novia con sus padres

Fotografía con Alma

Dentro de cada uno de los componentes de las familias hay un alma, un corazón que se expresa a través sus gestos y sobre todo de su mirada.

Veo la mirada de la madre hacia su hijo o hija que se casa y en esa mirada se adivina una gran historia de enorme cariño, de muchos recuerdos, de ilusión y de esperanza en el futuro. Seguro que se le pasan por la mente un montón de recuerdos, desde la infancia hasta hoy. Cuando nació, su primer día en el colegio, muchos momentos que quedan grabados a fuego en el alma.

Lo mismo me sucede con el padre, en el que veo su mirada orgullosa de toda una vida de sacrificio y esfuerzo. Me emociono especialmente al verlos pues también soy padre y pienso que tal vez algún día yo esté en su lugar.

Qué decir de los abuelos y abuelas, cuando tenemos la suerte de que aún estén con nosotros. Miradas de inmensa ternura hacia los nietos.

fotografía de boda
fotografía de boda
fotografía de boda

La fotografía no es solo técnica.

Bajo mi forma de entender existen en la fotografía tres componentes básicos: uno técnico, otro artístico y el que da sentido a todo: el emocional

El primero, el técnico, habla de el manejo de la máquina de fotos y sus distintos parámetros, medición de la luz, velocidad de obturación, apertura de diafragma, temperatura de color, luces de apoyo, etc.

El segundo, el artístico, habla de dirección y calidad de luz, encuadre y composición, momento, etc.

Y el tercer componente y fundamental, el emocional que une los dos anteriores y le dá a todo sentido. Algo que si no estuviera nada sería lo mismo. Si no estuviera no podría amar lo que hago. Es algo que sale de mi interior.

Se define en dos palabras: EMOCIÓN Y SENTIMIENTO.

SENTIMIENTO Estado de ánimo o disposición emocional hacia un hecho o persona.

EMOCIÓN. Sentimiento muy intenso de alegría o tristeza producido por un hecho

Y la emoción se transforma en sentimiento en la medida que uno toma consciencia de ella.

Así es como hago y como entiendo mi fotografía, que me emocione cuando la hago y que te emocione cuando la miras.

fotografía de boda
fotografía de boda
fotografía de boda
fotografía de boda
fotografía de boda, llorar en la boda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba
Abrir chat
1
¡Hola! Soy Javier Poveda, fotógrafo.
¿En qué puedo ayudarte?